H.

Nos conocimos participando en carnavales callejeros, que rescatan ritos, creencias y tradiciones Latinoamericanas mediante la danza. Nuestra comparsa estaba conformada en su mayoría por mujeres por lo que surgió la idea de generar encuentros entre nosotras para conocernos más. Fue con esta instancia que nos acercamos, ya que teníamos visiones en común: la importancia que otorgamos a la sororidad, el potenciarnos entre mujeres y la valoración del arte -en sus distintas formas- como medio de terapia y develación de nuestro mundo interno. Conversamos sobre trabajar algo juntas y todo fluyó. Sabíamos que queríamos trabajar con mujeres y desde nuestras experiencias, surgió la idea crear un proyecto enfocado en la temática migratoria.

¿Por qué con mujeres migrantes? Porque sabemos que rondan muchos prejuicios asociados a la migración que generan prácticas discriminatorias, las cuales restringen las posibilidades de quienes llegan al país. Y por otro lado, porque tuvimos la oportunidad de conocer  a mujeres con ideas geniales que poseen una gran riqueza cultural y creemos importante visibilizarlo. Y así, aprender de las diversas personas que llegan a vivir acá, en miras de generar un diálogo intercultural.

Maite y Sol

Fundadoras de Kullaka

Suscríbete